Nº 88 La primera cuenta pública del gobierno de Sebastián Piñera

Imprimir
El relato de este gobierno

El relato de este gobierno tiene que ver con que Chile llegue a ser un país desarrollado. El presidente Sebastián señaló que la misión es transformar a Chile “en un país desarrollado, sin pobreza, de clase media y con oportunidades para que todos podamos desarrollar los talentos que Dios nos dio, y seguridades para que todos podamos vivir nuestras vidas con dignidad, y un futuro para que nuestros hijos, nuestros nietos y los que vendrán, puedan vivir también una vida más plena y más feliz”. Esto se vincula con que Chile supere la denominada trampa de los países de ingresos medios.

En su discurso, resaltó la importancia del diálogo y la búsqueda de acuerdos, alertó sobre el peligro de los intentos refundacionales y de la lógica de la retroexcavadora, y el valor del progreso y el desarrollo con un equilibrio entre cambio y continuidad en las políticas. Destacó que los valores y principios de este gobierno son la unidad, la libertad, la justicia, el progreso y la solidaridad. Históricamente se situó como un gobierno encargado de la segunda transición: desarrollo integral, derrotar la pobreza y promover una fuerte clase media.

En este contexto, ¿cuál es el rol del Estado en la sociedad? Para el presidente Piñera “la tarea del Estado es facilitar las condiciones para que esa libertad se despliegue en plenitud por toda nuestra sociedad, y nos permita ser los arquitectos de nuestras propias vidas y también para lograr desarrollar en plenitud nuestro potencial”.

La primacía de la libertad de las personas es fundamental: “siempre que asfixiamos la libertad, terminamos atentando contra el progreso y la justicia. Pero la libertad se restringe si no creamos las oportunidades para que todos puedan vivirla y se resiente si los frutos del progreso se concentran en unas pocas manos”. Pero esta libertad está relacionada estrechamente con la justicia y la solidaridad. Para el presidente “la libertad requiere de la justicia, necesita de la solidaridad. Es decir, crear una sociedad comprometida con derrotar la pobreza, con alcanzar una verdadera igualdad de oportunidades. En síntesis, una sociedad que nos permita y que impulse a todos a volar alto, porque no deja a nadie atrás”.

El balance del gobierno anterior

En su intervención, el presidente Piñera estableció que durante el gobierno anterior “Chile tuvo el peor desempeño económico en tres décadas, y vio amenazado aquel sólido liderazgo y dinamismo que había hecho de nuestro país un modelo para el resto de América Latina”. En este período, el país creció la mitad que el resto del mundo y casi un tercio del crecimiento del país entre 2010 y 2014. Así, mientras en el primer gobierno de Piñera la economía creció en promedio un 5,3%, en el segundo gobierno de Michelle Bachelet el crecimiento alcanzó sólo un promedio de 1,7%.

En otras materias, el presidente planteó que en seguridad aumentó la delincuencia, subió el temor a ser víctimas de delitos y creció al narcotráfico. Asimismo, criticó que no se tomaron las decisiones correspondientes frente a las irregularidades en carabineros de Chile.

Además, en ese período “la protección de nuestra infancia se debilitó y el acceso a una salud de calidad se deterioró, como lo manifiestan las listas de espera que llegaron a totalizar cerca de dos millones de nuestros compatriotas. La calidad de la educación se estancó y la situación migratoria, simplemente, se escapó de control”.

El recuento de los primeros meses

La frase que dijo el mandatario y que podría resumir sucintamente el discurso de este gobierno fue cuando el presidente Piñera indicó que “nuestras principales prioridades son y serán las grandes prioridades, preocupaciones y angustias de nuestros compatriotas”.

En este sentido, reafirmó que las cinco prioridades del gobierno son: 1) hacer retroceder la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo, 2) realizar una cirugía mayor a la salud que mejore el acceso y la calidad de los servicios, 3) mejorar la calidad de la educación y la capacitación de los trabajadores, 4) asegurar un nuevo y mejor trato a los niños, mujeres, adultos mayores, discapacitados, clase media, regiones y mundo rural, y 5) recuperar la capacidad de crecer, crear empleos y mejorar los salarios. Sobre este último punto, el presidente manifestó que “no hay mejor política de desarrollo que el crecimiento económico, ni mejor política laboral que el pleno empleo”.

En línea con lo señalado anteriormente, desde que el gobierno asumió una línea de acción ha sido la búsqueda de acuerdos a través del diálogo entre gobierno y oposición en cinco grandes acuerdos nacionales, vinculados a los siguientes temas: infancia, seguridad ciudadana, desarrollo y paz en La Araucanía, salud digna, y desarrollo integral y lucha contra la pobreza.

La segunda línea de trabajo fue enfrentar diferentes urgencias sociales y otras materias que estaban pendientes del gobierno anterior y que no podían seguir esperando. Entre estas, impulsar el reemplazo del Sename por dos nuevos servicios: Servicio de Protección de la Infancia y Adolescencia y el Servicio de Responsabilidad Adolescente. También se detallaron los resultados de la auditoria para conocer el estado de salud, física y mental de los niños del Sename. Relacionado con este tema, se mencionó la presentación de un proyecto de ley para aumentar la subvención base que reciben los organismos colaboradores del Sename, se promulgó la ley que crea la Subsecretaría de la Niñez y se anunció la imprescriptibilidad de los delitos sexuales contra niños.

Otra materia de estos primeros meses fue implementar una nueva política migratoria, poniendo fin al abuso de las visas de turismo para permanecer en el país que dejaba a los extranjeros expuestos a bandas y mafias que hacían tratas de personas, y se abrió un proceso de registro y regularización para inmigrantes. En definitiva, el objetivo de esta política para que el gobierno es “que Chile siga siendo un país abierto y acogedor, garantizando una migración segura, ordenada y regular, que respete nuestra legislación y esté acorde a los más altos estándares internacionales”.

El presidente reforzó la Agenda por la Igualdad y Dignidad de la Mujer que se presentó pocos días antes de la cuenta pública, la cual incluye principalmente diversos proyectos de ley para eliminar desigualdades, discriminaciones y violencia que afectan a las mujeres, y considera una reforma constitucional que establece que es deber del Estado promover la plena igualdad de derechos, deberes y dignidades entre mujeres y hombres.

En relación a la lucha contra la delincuencia, se nombró a un nuevo General Director de Carabineros y se reemplazaron 15 generales del alto mando de la misma institución. Y se envió un proyecto de ley que crea el Sistema Táctico de Operación Policial (STOP), que entre otras cosas servirá para mejorar la coordinación entre carabineros, policías, jueces y fiscales. Asimismo, se han estado realizando rondas preventivas donde carabineros salen a las calles para enfrentar la delincuencia y detenciones pendientes. Próximamente se enviarán proyectos de ley para enfrentar los portonazos, incorporando penas a quienes compren automóviles robados sabiendo que son robados, otro proyecto de ley para fortalecer el control de la delincuencia juvenil y un proyecto de ley para perfeccionar la ley antiterrorista para mejorar su eficacia.

Al mismo tiempo, se destacó el reimpulso a la ley de fármacos II para bajar los medicamentos, el envío del proyecto de ley para extender la gratuidad a estudiantes de la educación superior técnico-profesional que pertenezcan al 70% de los más pobres y se relanzó el programa Elige Vivir Sano. También se destacó la aprobación del proyecto de ley que prohíbe el uso de las bolsas plásticas que venía del gobierno anterior, la reforma a la ley de pesca, la entrega de subsidios de arriendo y compra de viviendas para personas de clase media y adultos mayores, y mejorar las condiciones para enfrentar los problemas vinculados al mal tiempo y frio que afectan a las personas.

Por último, en relaciones internacionales se comprometió a defender la soberanía en relación a la demanda boliviana en La Haya, fortalecer la relación con Argentina y Brasil, específicamente avanzando en tratados de libre comercio con cada uno de estos países, y ratificar la solidaridad con la libertad, democracia y derechos humanos en Venezuela.

Finalmente, la tercera línea de acción es recuperar la capacidad de crecer, crear empleos, mejorar los salarios y ordenar las cuentas públicas. Por ello, se estableció un Plan de Responsabilidad Fiscal para ahorrar 4.600 millones de dólares en gasto que se puede restringir en bienes y servicios de consumos. Asimismo, se han propuesto medidas reactivadoras para aumentar la inversión, mejorar la productividad, aumentar la innovación y favorecer el emprendimiento. Entre ellas, el presidente Sebastián Piñera resaltó el proyecto de ley pro-inversión, agenda de crecimiento y desarrollo sustentable, la creación de la Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables (GPS), agenda de Competitividad y Productividad, agenda de la Economía del Futuro, la nueva Ley de Pago Oportuno para pymes, la ruta energética 2018-2022 para contar con una matriz más económica, limpia, sustentable y competitiva, y el programa Chile Sin Barreras para eliminar los peajes en las carreteras poniendo tecnología digital.

La agenda que viene

En su primera cuenta pública que además sirve como referencia para orientar el resto del mandato, el presidente Sebastián Piñera abordó además las principales medidas que tomará el gobierno en torno a infancia, clase media, educación, salud, pensiones, lucha contra la delincuencia, economía, y transportes. Anunció que se presentará un proyecto de ley para crear el Ministerio de la Familia y Desarrollo Social, se creará un Sistema Alerta Temprana de la Infancia en situaciones de riesgo, se implementará el Sistema de Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes Vulnerables, se enviará un proyecto de ley para un nuevo sistema de adopción para agilizar el proceso y poner los derechos del niño por delante, y se presentará un proyecto de ley para garantizar el derecho universal a la sala cuna para hijos de madres y padres trabajadores.

También se refirió a la Red Clase Media Protegida. Respecto a esto, el mandatario afirmó que “nuestra clase media ha progresado en base a su propio esfuerzo y mérito. Y ellos lo saben, pero necesita más y mejores oportunidades porque quiere seguir progresando. Pero también necesita más y mejores protecciones frente a los accidentes o situaciones adversas del ciclo de la vida, como la pérdida del empleo, una enfermedad grave, la educación superior de sus hijos, un grave acto de delincuencia o una tercera edad extendida y vulnerable. Esta Red de Clase Media Protegida busca precisamente crear esas nuevas y mejores oportunidades de progreso y también garantizar esos mayores niveles de seguridad frente a la adversidad”.

En cuanto a la educación, se pretende mejorar la calidad de la educación en todos sus niveles, avanzar hacia un acceso universal y gratuito a la educación temprana, mejorar la calidad de la educación técnico-profesional, modernizar el sistema de capacitación, y enviar un proyecto de ley para crear un nuevo sistema de créditos más justo y solidario que reemplazará al CAE y al Fondo Solidario.

En relación a la salud, se reducirá el número de pacientes y los tiempos de las listas de espera, se reformará el sistema de atención primaria, se creará la carrera de especialidad para médicos de atención primaria, se avanzará en incorporar nuevas tecnologías médicas y programas de telemedicina, se implementará el Plan Auge Mayor, se modernizará Fonasa, se reformará el sistema de Isapres hacia un sistema más solidario y que termine con las discriminaciones, y se repotenciará la cultura de vida sana.

Sobre las pensiones, se reformará el sistema en forma progresiva, aumentando la cotización, respetando los derechos de los trabajadores respecto de sus ahorros y fortaleciendo el Pilar Solidario. Se enviará un proyecto de ley que permita incorporar a los trabajadores independientes y pequeños y medianos empresarios al sistema de previsión. Además, se impulsará un plan de envejecimiento positivo: Plan Adulto Mejor.

Respecto a la lucha contra la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo, se propone modernizar la parte administrativa y operativa de carabineros en materia de gestión policial, promover la especialización de las funciones policiales concentrando la función de carabineros en prevención y protección y de la PDI en la investigación, y modernizar la ley de inteligencia.

En temas económicos, se impulsará una modernización del sistema tributario manteniendo la tasa de impuesto que pagan las empresas, autonomía al Consejo Fiscal, y la creación de la Oficina de Competitividad, Inversión y Productividad. Por otro lado, se modernizará el sistema de transportes en todo el país poniendo en marcha el Plan de Transporte Tercer Milenio que reemplazará el Transantiago, teniendo especial relevancia los anuncios sobre las nuevas estaciones de metro que llegarán a La Pintana y Bajos de Mena en Puente Alto.