OP1113 La imprecisión respecto a la convergencia de la inflación

Resultado de imagen para banco central
Imprimir

La semana pasada, el Banco Central de Chile publicó el Informe de Política Monetaria (IPoM) del mes de junio. En dicha instancia, el Organismo Autónomo proyectó que el crecimiento para este año 2018 se ubicará entre 3,25% hasta 4%, cifras muy superiores al 1,5% que se observó en el año anterior.

El Banco Central indicó que la dinámica de la actividad económica en el transcurso de este año, tiene relación, por una parte, con el desempeño en la minería. En relación a este rubro, hay que tener presente que durante el primer semestre de 2017, se registraron fluctuaciones en cifras negativas en aquella actividad, por lo tanto, la base de comparación es más baja, hecho que explica el crecimiento observado que hemos apreciado hasta ahora, en adición al mayor precio del cobre en comparación a 2017. Por otro lado, el repunte en la economía para este año tiene que ver en buena parte con el crecimiento observado en los sectores de actividad pesquera, electricidad, gas y agua.

En el IPoM, el Banco Central indica que aún existen brechas de capacidad en la economía. Lo anterior tiene que ver con la dinámica que han experimentado diferentes indicadores de uso de capacidad como también por la dinámica del mercado laboral. Respecto al último, cabe mencionar que el crecimiento de la demanda por empleo formal ha experimentado un freno en su crecimiento junto con una baja en el ritmo de crecimiento en los salarios nominales y reales.

La Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF) presentó un incremento anual de 3,6% en el primer trimestre de este año, siendo la mayor cifra desde septiembre de 2015. De los componentes de la inversión, cabe destacar que en el primer trimestre de 2018, Construcción y otras Obras registró un crecimiento de 2% anual, siendo el primer incremento observado desde el primer trimestre de 2016. Lo anterior podría eventualmente significar el inicio del camino en la revitalización de la inversión, no obstante es importante tener cautela en las expectativas puesto que el mismo Banco Central señala en el IPoM de junio que sería anticipado concluir que la inversión ya se ha reactivado. Maquinaria y Equipos sigue siendo el componente más pujante en la FBCF. (IPoM junio 2018).

Por el lado del consumo, se observó una variación positiva de 3,6% anual en el primer trimestre de 2018. El consumo privado aumentó en 3,9% anual, destacando el crecimiento en el consumo de bienes durables en un 8,8%, cifra que se debe principalmente al desempeño que ha mostrado el rubro automotriz en los últimos tiempos. Sin perjuicio de lo anterior, existen motivos por los cuales, el consumo podría desacelerarse debido al freno que ha habido en el crecimiento en los salarios reales, de hecho, el índice de remuneraciones que publica el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) registró un incremento de 3,0% anual en abril, variación por lo bajo del crecimiento promedio desde enero de 2017 (4,9%). No obstante, hay que tener en cuenta que si bien los periodos de mayor crecimiento en la actividad económica van acompañados de una mayor cantidad de empleos formales y un impulso en el crecimiento de los salarios, el mercado laboral, normalmente se ajusta de manera rezagada a dicho escenario. (IPoM junio 2018).

El precio promedio del cobre se proyecta en US$ 3,1 la libra para 2018, en un contexto en que las exportaciones hacia China siguen con solidez. El precio del petróleo se estima para este año en 66 US$/barril (WTI) y en 73 US$/barril (Brent). (IPoM junio 2018).

De acuerdo al entorno internacional, no se han modificado de forma relevante las proyecciones de crecimiento de los socios comerciales de Chile. El principal riesgo del escenario externo tiene que ver con la incertidumbre en el manejo de la política monetaria por parte de las economías desarrolladas, sumado a un eventual empeoramiento escabroso en las condiciones financieras dado el escenario de menor tolerancia al riesgo. (IPoM junio 2018).

Para concluir, se puede afirmar que aún no es preciso saber en qué momento la inflación convergerá a la meta del 3%. El Ente Emisor proyecta que la inflación del IPC a diciembre de este año será de 2,8% a pesar de que la Tasa de Política Monetaria (TPM) se ha mantenido baja por un buen tiempo (en 2,5%) y se estima que se mantenga en 2,5% por lo menos hasta octubre acorde a lo señalado por los consultados de la Encuesta de Operadores Financieros. Esta imprecisión se sostiene por diversas razones, entre ellas, el ritmo al cual las brechas de capacidad se irán cerrando, lo que puede variar dependiendo de factores tales como, las fluctuaciones en el mercado laboral y la dinámica en la recuperación de los sectores ligados a la inversión, así como también la evolución en el precio del cobre y el tipo de cambio, entre otros.