OP 1064 Los problemas que afligen a la salud en Chile

http://ciperchile.cl/wp-content/uploads/portada_salud_segregacion.jpg

Chile cuenta actualmente con una esperanza de vida al nacer de aproximadamente 80 años, la tasa de mortalidad infantil es de 7,02 muertes por cada 1000 nacimientos, cifras que corresponden a la más alta y la más baja respectivamente de toda Sudamérica (Según datos de la OMS). El año 2014 el gasto en salud fue de un 8,8% del PIB, en donde el gasto público en salud ascendió a 4,7% del PIB y el gasto privado en salud fue de 4,0% del PIB en el mismo año. Pese a esto, nuestro país presenta grandes problemas en materia de salud

Por ejemplo, la deuda hospitalaria ha presentado una tendencia al alza durante algunos años y para el 2016 se pronostica que para fin de año, la deuda será alrededor de $340 mil millones de pesos, por esta razón Hacienda decidió saldar deuda hospitalaria para promover mejoras en la gestión, en particular la Dipres y Salud acordaron la inyección de $80 mil millones de pesos extra para paliar el saldo de 2015 y permitir flujo en 2016. Durante 2015 la deuda hospitalaria ascendía a $155 mil millones de pesos hasta el mes de abril, durante el mes de agosto del mismo año, esta cifra aumentó a $246 mil millones de pesos, es decir un aumento $91 mil millones de pesos, equivalente a una variación porcentual de 59% en solo 4 meses.

A pesar de los esfuerzos de Hacienda por paliar la deuda, la consultora Altura Management considera que no existe impacto ya que solo cubre la deuda generada durante el 2015.

Esta situación es preocupante dado que estas cifras son inéditas en la historia de nuestro país. Nunca antes se había sobrepasado el umbral de deuda hospitalaria de $200 mil millones de pesos, según las autoridades de Salud, el aumento de la deuda se explica principalmente por el aumento de los costos de las prestaciones para los hospitales públicos, este aumento ha significado que los costos de las prestaciones superan a lo que les transfiere Fonasa por ellas. Esto los lleva a reasignar recursos y endeudarse con los proveedores. No obstante la deuda se explica por otra parte por la gestión de las autoridades en donde existe una sobreejecución de gastos en personal y en bienes y servicios que incluyen la adquisición de productos farmacéuticos y la compra de prestaciones. Dicha sobreejecución por esos conceptos se contrapone con lo que ocurre con el presupuesto para inversiones, en particular con infraestructura, en donde ha habido retrasos considerables en cuanto a la ejecución de obras de varios hospitales.

Otro problema corresponde al déficit de médicos especialistas lo que afecta directamente a 1,5 millones de personas en el sistema público que esperan por una consulta. De hecho la capacidad de formación de médicos especialistas llegó a estar ocupada al 100% en 2014 con 1.200 cupos por las facultades de medicina como también los cupos para odontólogos que ascienden a 200 en su máxima capacidad de formación, esto debido a que había necesidades de cubrir la brecha de requerimientos de salud, el problema a largo plazo es que dicha brecha tiene un dinamismo no menor, en cambio la capacidad formadora no tiene tanta flexibilidad según decanos de facultades de medicina. Esto se debe principalmente a que las facultades requieren mayor cantidad de docentes y espacios físicos de calidad, junto con estándares garantizados.

Además expertos en salud coinciden en que la creación del AUGE, ha tenido un efecto en el déficit de especialistas. Cuando comenzó el AUGE en 2005, había 25 patologías en que se otorgaban garantías de acceso, calidad, protección financiera y oportunidad de atención, hoy el número de patologías asciende a 80 y no se propuso alguna política de formación de especialistas en función de las crecientes demandas, lo que impulsó aún más el déficit.

Según la Ministra de Salud Carmen Castillo, todos los proyectos incluidos en el plan de inversiones empezarán a ser construidos este año 2016. Sin embargo actualmente falta por levantar 291 recintos en atención primaria, además hay ocho hospitales que deben quedar listos al final del gobierno pero que aún no han iniciado obras, estos hospitales son: Makewe, Queilén, Collipulli, Curacautín, Huasco, Diego de Almagro, Chile Chico y Cochrane. Más aún hasta ahora la ejecución del presupuesto para infraestructura asciende al 10% a fines de abril 2016. El nuevo hospital de Rancagua comenzó a operar en el mes de abril, sin embargo los funcionarios han denunciado varias deficiencias por lo que realizaron un paro.

Con respecto a la situación de Magallanes, el Ministerio de Salud tuvo que recurrir a otra oncóloga extranjera para Punta Arenas debido a que la primera oncóloga de la misma nacionalidad le faltaba un examen de acreditación de la especialidad, por lo que se canceló el acuerdo, generando así mayor retraso frente al cumplimiento de cubrir una necesidad tan apremiante.

Las promesas del ejecutivo parecieran ser muy optimistas acorde a lo que ha logrado en términos generales, debido a que se hace difícil pensar que se pueda cumplir los objetivos propuestos en materia de salud. La razón es que el grado de cumplimiento de muchas propuestas ha sido relativamente insuficiente y es posible que el incremento vertiginoso de la deuda hospitalaria pudiera eventualmente dificultar aún más dichos objetivos.

Gráfico: Brecha de Especialistas médicos en el sistema nacional de servicios de salud

Fuente: Ministerio de Salud

AUTOR: Gustavo Díaz; Stefano Zecchetto; Economistas