Nº 44 Nuevas Funciones Y Atribuciones De Los CORES. ¿Se Avanza O Se Retrocede En Materia De Descentralización?

Introducción:

 

La presente perspectiva describe y analiza las principales funciones y atribuciones de los CORES frente a las modificaciones realizadas en la ley Nº 19.175.

Se hacen explicitas algunas observaciones a las implicancias que estas nuevas modificaciones generan desde una óptica descentralizadora poniendo especial énfasis en el cuestionamiento frente a si se avanza o se retrocede en materia de descentralización.

Asimismo, se deja constancia de las implicancias que tiene para el desarrollo de las regiones esta nueva reforma, además se pone en entredicho a la elite política, es especial, a los Parlamentarios quienes son los encargados de legislar,  aprobar o rechazar nuevas funciones, atribuciones y responsabilidades de los CORES.

Desde hace tiempo que existía un cuestionamiento frente a la elección de las autoridades regionales, en especial frente a la de los Consejeros Regionales quienes hasta la elección del 2013 eran elegidos de manera indirecta por los Concejales de cada comuna. Con la aprobación de la elección directa de los mismos se afirmaba que esto sería un gran paso en materia de descentralización para las regiones, y que junto con ello, se avanzaba en la legitimidad y profundización de la democracia, esto como respuesta de la ciudadanía al elegir sus representantes.

Sumado a lo anterior y con la aprobación de la ley 20.757 se dispusieron nuevas atribuciones para los Consejeros Regionales así como la selección del Presidente del Consejo Regional que antes de la reforma correspondía al Intendente. Con la nueva Ley es el Consejo Regional quien elige a al Presidente dentro de sus miembros mediante votación. En rigor, la ley buscaba otorgar mayores facultades y atribuciones siendo esta una de las reformas más importantes en materia de descentralización política y administrativa.

Esta perspectiva abordará las reformas desde una postura crítica y analítica que reforzando el argumento de que esta no es una reforma estructural, sino más bien reformas que no dan respuesta a las necesidades reales de descentralización que Chile necesita.

Descripción y Análisis:

 

La ley 19.175 (BCN, 1993) Orgánica Constitucional sobre Gobierno y Administración Regional que en materia de las funciones, atribuciones y responsabilidades del gobierno regional ha sufrido una serie de reformas así como también, frente a la nueva configuración del Presidente del Consejo regional.

Lo primero que debe tenerse en cuenta a la hora de estudiar los CORES es conocer sus principales características, cómo se distribuyen a lo largo del país, cuáles son sus responsabilidades, y atribuciones, de qué manera contribuyen al desarrollo de la región, de qué forma fiscalizan, si rinden o no cuenta pública, etc.

Para comenzar debemos entender que el número de Consejeros Regionales variará y dependerá del número de habitantes que posea la región. A continuación presentamos el número de CORES según la cantidad de habitantes:

  • 14 Consejeros Regionales à regiones hasta 400.000 habitantes
  • 16 Consejeros Regionales à regiones hasta más de 400.000 habitantes.
  • 20 Consejeros Regionales à regiones más de 800.000 habitantes.
  • 28 Consejeros Regionales à regionales más de 1.500.000 habitantes.
  • 34 Consejeros Regionales à regiones más de 4.000.000 habitantes.

La elecciones de los Consejeros regionales será mediante sufragio directo, y la elección se realizará cada cuatro años, en conjunto con las elecciones parlamentarias.

Con el objeto de describir las principales funciones y atribuciones que la ley señala en primer lugar encontramos que el CORE tendrá por objeto hacer efectiva la participación de la comunidad regional, es decir, este órgano deberá promover la participación ciudadana de los actores siendo un interlocutor de las necesidades de la ciudadanía. Para lo anterior se le han otorgado facultades normativas, resolutivas y fiscalizadoras para su desempeño.

Para ser elegido CORE son requisitos: ser ciudadano con derecho a sufragio, haber cursado la enseñanza media o su equivalente y tener residencia en la región a la que postula por al menos dos años contados hacia atrás desde el día de la elección[1].

Cada Consejero Regional percibirá una dieta de 10 UTM mensuales y una vez al año serán 5 UTM. Deberán asistir al menos a dos sesiones al mes y tendrán derecho a un reembolso por alimentación y alojamiento en caso de viajes con motivos de asistencia a comisiones.

Atribuciones del Consejo Regional:

  • Aprobar el reglamento interno que regule su funcionamiento donde podrán incorporar diversas comisiones de trabajo.
  • Aprobar los Reglamentos Regionales.
  • Aprobar los Planes regionales de desarrollo urbano, los planes reguladores metropolitanos y los planes reguladores intercomunales propuestos por la Secretaria Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo
  • Aprobar los planes Reguladores comunales y seccionales de comunas que no formen parte de un territorio normado por un plan regulador metropolitano o intercomunal, previamente acordados por las municipalidades.
  • Pronunciarse sobre los planes regulares comunales y los planes seccionales
  • Deberá pronunciarse sobre los planes de desarrollo urbano, planos reguladores metropolitanos o intercomunales dentro de un plazo de noventa días.
  • Aprobar, modificar o sustituir el plan de desarrollo de la región y el proyecto de presupuesto regional, así como sus respectivas modificaciones, sobre la base del Intendente.
  • Resolver, sobre la base de la proposición del Intendente, la distribución de los recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional que correspondan a la Región, de los recursos de los programas de inversión sectorial de asignación regional y de los recursos propios que el gobierno regional obtenga.
  • Aprobar sobre la base de la proposición del Intendente los convenios de programación que el gobierno regional celebre.
  • Fiscalizar el desempeño del Intendente Regional en su calidad de órgano ejecutivo del mismo, como también el de las unidades que de él dependan.
  • Dar su acuerdo al Intendente para enajenar o gravar bienes raíces que formen parte del patrimonio del gobierno regional y respecto de los demás actos de la administración.
  • Emitir opinión respecto de las proposiciones de modificación a la división política y administrativa de la región que formule el gobierno regional y respecto de los demás actos de la administración.
  • Ejercer las demás atribuciones para el ejercicio de las funciones.

En su sesión constitutiva deberán elegir por mayoría absoluta de sus miembros a un Presidente. El Presidente del Consejo durará cuatro años en ejercicio. La decisión del nuevo presidente elegido será comunicada a el Presidente de la República, Intendente y a las Cortes de Apelaciones con asiento en la región respectiva, y al Presidente de cada rama a del Congreso Nacional.

 

Facultades del Presidente del Consejo:

  • Disponer la citación al Consejo a sesiones.
  • Elaborar la tabla (considerando los puntos propuestos por el Intendente)
  • Abrir, suspender y levantar las sesiones.
  • Presidir las sesiones y Dirigir los debates.
  • Ordenar que se reciba la votación, fijar su orden, y proclamar las decisiones del consejo.
  • Ejercer el derecho de voto dirimente en los casos en que se produzca un empate en el resultado de las votaciones.
  • Mantener el orden en el recinto, requiriendo la fuerza pública si esa necesario.
  • Mantener la correspondencia del consejo con el Intendente, con las cortes de apelaciones con asiento en la región, con el Tribunal Electoral Regional.
  • Suscribir las actas de las sesiones, las comunicaciones oficiales que se dirijan a nombre del Consejo.
  • Oficializar la comunicación acerca de la adopción de acuerdos del consejo sobre los siguientes instrumentos del gobierno regional, así como sus respectivas modificaciones:
  • Plan de Desarrollo de la Región (PDR).
  • Plan Regional de Ordenamiento Territorial (PROT).
  • Planes Reguladores Comunales (PRC).
  • Planes Reguladores Intercomunales (PRI).
  • Convenios de programación.
  • Convenios Territoriales.
  • Reglamentos Regionales.
  • Anteproyecto Regional de Inversiones (ARI)
  • Suscribir los actos administrativos que formalicen la aprobación de todos los instrumentos antes descritos.
  • Dar cuenta pública, en el mes de Diciembre de cada año, tanto al Intendente como al Consejo, Alcaldes y a la comunidad regional.
  • Actuar en representación del Consejo en los actos de protocolo que correspondan.
  • Cuidar la observancia del reglamento interno del CORE.

Nueva Normativa ley Nº 20.757(BCN, 2014)                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             A continuación presentamos la nueva normativa en términos de funciones y atribuciones de los CORES.

 

Artículo 30 bis

 

En su sesión constitutiva, el consejo regional elegirá de entre sus miembros, por mayoría absoluta de sus integrantes en ejercicio, en votación pública, a viva voz, en orden alfabético de los apellidos de los consejeros, un presidente, que permanecerá en su cargo durante un período de cuatro años. Dicha sesión constitutiva será presidida por el presidente del consejo, siempre que haya de continuar como consejero para el correspondiente período; a falta de éste, por aquel de los presentes que haya desempeñado más recientemente el cargo de presidente y, en último término, por el consejero en ejercicio de más edad. Sólo para efectos de la elección, dicho presidente accidental no podrá ejercer la facultad indicada en la letra e) del artículo 30 ter. En caso de no elegirse presidente en la primera votación, ésta se repetirá hasta en dos ocasiones adicionales. Con todo, si no fuere posible elegir presidente en la sesión constitutiva del respectivo cuadrienio, dicha elección deberá realizarse, con sujeción a las normas señaladas, en la sesión inmediatamente siguiente, y así sucesivamente hasta que ésta se verifique. Con todo, el período de cuatro años se contará desde la sesión constitutiva indicada.

La designación del nuevo presidente será comunicada al Presidente de la República, a través del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, al intendente y a las Cortes de Apelaciones con asiento en la región respectiva y al Presidente de cada rama del Congreso Nacional, por intermedio de su respectivo Secretario.

El presidente del consejo cesará en su cargo si incurriere en alguna de las causales descritas en el artículo 40 de la presente ley, por remoción fundada acordada por los dos tercios de los consejeros en ejercicio, o por renuncia aprobada por la mayoría de los consejeros en ejercicio.

La moción de remoción podrá ser presentada por no menos de un cuarto ni más de un tercio de los consejeros en ejercicio y será votada públicamente en la sesión ordinaria inmediatamente siguiente, la cual será presidida por aquel de los presentes que haya desempeñado más recientemente el cargo de presidente y, en último término, por el consejero en ejercicio de más edad.

En caso de adoptarse el acuerdo de remoción, el que siempre deberá ser fundado, corresponderá, en la misma sesión ordinaria, elegir al nuevo presidente del consejo, el cual durará en el cargo hasta completar el período que restaba a quien sucede.

Si la moción de remoción fuere rechazada, no podrá renovarse por los mismos hechos en que se fundó, salvo que se aportaren nuevos antecedentes o que se fundare en el incumplimiento de alguna de las obligaciones establecidas en el artículo siguiente.

La renuncia deberá ser depositada por el presidente en la secretaría a que se refiere el artículo 43, la que se pondrá en votación de carácter público en la sesión ordinaria inmediatamente siguiente a la fecha de su presentación. La sesión en que se vote la renuncia será pública. Si la renuncia fuere aprobada, o si el presidente incurriere en alguna de las causales descritas en el artículo 40, el nuevo presidente elegido durará en dicho cargo hasta completar el período que restaba a quien sucede.

En caso de ausencia o impedimento temporal del presidente del consejo, ejercerá dicha presidencia el consejero que en el acto se elija, quien se desempeñará como tal mientras dure la ausencia o impedimento. Con todo, si la ausencia o impedimento excediere de noventa días corridos contados desde la elección de quien lo supliere, se procederá a una nueva elección. Las elecciones de que trata este inciso se ajustarán a lo dispuesto en el inciso primero del presente artículo, en lo que procediere.

Artículo 30 ter.- Corresponderá al presidente del consejo regional:

 

  1. a) Disponer la citación del consejo a sesiones, cuando proceda, y elaborar la tabla de la sesión, dando cumplimiento a lo dispuesto en la letra r) del artículo 24.
  2. b) Abrir, suspender y levantar las sesiones en conformidad con el reglamento a que se refiere la letra a) del artículo 36.
  1. c) Presidir las sesiones y dirigir los debates.
  1. d) Ordenar que se reciba la votación, fijar su orden y proclamar las decisiones del consejo, requiriéndose informe de la División de Análisis y Control de Gestión cuando así lo disponga el reglamento a que se refiere la letra a) del artículo 36.
  2. e) Ejercer el derecho de voto dirimente en los casos en se produzca un empate en el resultado de las votaciones.
  1. f) Mantener el orden en el recinto, pudiendo solicitar, si lo estima necesario, el auxilio de la fuerza pública.
  1. g) Mantener la correspondencia del consejo con el Intendente, con las Cortes de Apelaciones con asiento en la región, con el Tribunal Electoral Regional y con la contraloría regional respectiva. La correspondencia con cualquier otro cuerpo o persona se llevará a efecto por el secretario a que se refiere el artículo 43, en nombre del consejo y por orden del presidente.
  1. h) Suscribir las actas de las sesiones, las comunicaciones oficiales que se dirijan a nombre del consejo o de algún consejero y los otros documentos que requieran su firma.
  1. i) Oficializar la comunicación acerca de la adopción de acuerdos del consejo sobre los siguientes instrumentos del gobierno regional, así como sus respectivas modificaciones:

1) Plan de Desarrollo de la Región.

2) Plan Regional de Ordenamiento Territorial.

3) Planes Reguladores Comunales.

4) Planes Reguladores Intercomunales.

5) Convenios de Programación.

6) Convenios Territoriales.

7) Reglamentos Regionales.

8) Anteproyecto Regional de Inversiones.

  1. j) Suscribir, sólo para efectos de ratificar el acuerdo correspondiente del consejo regional, los actos administrativos que formalicen la aprobación de todos los instrumentos contemplados en la letra precedente, con excepción de los Convenios de Programación.
  1. k) Dar cuenta pública, en el mes de diciembre de cada año, tanto al intendente como al consejo, así como a los alcaldes de la región y a la comunidad regional, de las normas aprobadas, resoluciones adoptadas, acciones de fiscalización ejecutadas por el consejo y todo otro hecho relevante que deba ser puesto en conocimiento de las autoridades indicadas.
  1. l) Actuar en representación del consejo en los actos de protocolo que correspondan.
  1. m) Cuidar de la observancia del reglamento a que se refiere la letra a) del artículo 36.

Artículo 36.- Corresponderá al consejo regional:

 

  1. Aprobar el reglamento que regule su funcionamiento, en el que se podrá contemplar la existencia de diversas comisiones de trabajo cuyas presidencias no podrán ser ejercidas por el presidente del consejo;

Del artículo 73 en la letra a inciso cuarto se agrega lo siguiente: En todo caso el calendario de formulación del Presupuesto del Sector Público a que se refiere el Decreto Ley N° 1.263, de 1975, contemplará una etapa de evaluación y discusión, entre el nivel central y cada una de las regiones, respecto del proyecto de presupuesto propuesto en conformidad a este artículo. Para estos efectos cada año el presidente del consejo y el intendente representarán al gobierno regional en dicha etapa.

Análisis frente a las reformas y sus implicancias en materias Descentralizadoras.

 

Como señalamos al principio las reformas a la ley 19.175 buscaban generar mayor descentralización frente a las nuevas facultades que se les entregaría a los CORES, y también al  Presidente del Consejo Regional, quien de ahora en adelante sería elegido por sus pares consejeros mediante votación.

Si analizamos el primer aspecto referido a la elección de Consejeros Regionales (CORES), no hay avances de descentralización de facultades políticas, administrativas y menos fiscales, puesto que en lo que se avanza es en términos de profundización de la democracia a través de la elección directa de los mismos, no es el poder central quien pierde poder o atribuciones, sino más bien son los concejeros comunales quienes lo pierden al dejar de participar en la elección de los CORES. En este sentido lo que se produce en términos de análisis es una desconcentración de poder, ya que son los concejeros comunales los que pierden la capacidad de elegir a los consejeros regionales pasando a ser la ciudadanía, por medio de votación directa, quienes eligen a sus representantes.

En segundo lugar a pesar de que se elige entre los Consejeros al Presidente del Consejo, las facultades que este recibe son absolutamente marginales, en materia de funciones y atribuciones que impliquen incidir en las decisiones regionales o en el desarrollo de la región en el mediano y largo plazo. Nombremos algunas de las atribuciones:

  • Disponer la citación al Consejo.
  • Elaborar la tabla de puntos a tratar en el Consejo. Se podría pensar que aquí hay una mayor facultad para tratar los temas que los Consejeros consideran más relevantes, sin embargo el Presidente del Consejo debe considerar los puntos que el Intendente requiera discutir. A pesar de que los consejeros pueden oponerse si el Intendente considera que el tema a tratar es de urgencia y no puede posponerse debe considerarse en la tabla, por tanto es el Intendente quien sigue teniendo todas las atribuciones.
  • Presidir las sesiones y dirigir los debates.
  • Ordenar que se reciba la votación.
  • Suscribir las actas de las sesiones.
  • Dar cuenta Pública una vez al año en Diciembre.
  • Ejercer el voto dirimente cuando exista empate

Frente a esta última atribución, y sin duda la facultad más destacable del Presidente Regional, es sobre voto dirimente en caso de empate, el resto como se puede observar es totalmente irrelevante en término prácticos de nuevas funciones y atribuciones.

Por otra parte, dentro de las nuevas competencias de los CORES,  se les entrega la de aprobar, modificar o sustituir la delimitación de territorios, el plan de desarrollo turístico, plan regional de ordenamiento territorial, entre otras disposiciones referentes al desarrollo territorial, cultural y económico de la región, sin embargo lo anterior debe ser sobre la base de la proposición realizada por el Intendente. Cuando se habla de aprobar inmediatamente queda en evidencia la incapacidad de proponer políticas por parte de los Consejeros Regionales, esa potestad queda sujeta a la figura del Intendente, quien sigue por un lado siendo el órgano ejecutivo designado por el Presidente de la República, quien claramente responde a una serie de objetivos estratégicos priorizando los temas de agenda nacional a nivel regional, lo que sigue fortaleciendo el centralismo en desmedro de las regiones.

A pesar de que existe un avance en términos de profundización de la democracia y en desconcentración de poder (elecciones de los consejeros regionales) al poder elegir parte de nuestros representantes regionales, éstos últimos quedan supeditados a las exigencias nacionales sin mayor opción de una participación real dentro de la formulación de políticas y planes para la región que representan.

Por otra parte al ser la clase política, a saber, el Parlamento los que legislan y aprueban o rechazan sobre estas materias, se deja entrever, que no se otorgan mayores atribuciones y facultades puesto que los Consejeros Regionales pueden configurarse como futuras competencias de los parlamentarios en el futuro si los CORES tuvieran más facultades.

Conclusiones:

Las modificaciones a la nueva ley 19.175 indican que no existen esfuerzos conscientes de la clase política por otorgar mayor poder a las regiones. Las reformas siguen respondiendo al poder central y al logro de objetivos estratégicos donde el modelo de desarrollo sigue siendo centralizado, pareciera ser que los parlamentarios sin distinción de partido quieren mantener al margen a los Consejeros Regionales que podrían ser la sombra que pudiera transformarse en un futuro contendor. Por tanto, mantener al margen a los mismos en cuanto a sus facultades y atribuciones permite el equilibrio necesario que ellos necesitan. A su vez, el Intendente sigue teniendo las mismas atribuciones salvo por el hecho de que ya no preside el Consejo Regional ni es su Presidente, que para el caso sólo constituye un figura simbólica carente de atribuciones reales. Es el órgano ejecutivo del Presidente de la República en la región quien dirige las directrices de las reformas, propone las estrategias de desarrollo y responde a los objetivos estratégicos que tiene el Poder Central respecto a su agenda.

Finalmente, la lógica centralista impide que nuevos liderazgo emerjan desde las regiones posibilitando un mayor desarrollo para las mismas, Pareciera ser que los Consejeros regionales se configuran de manera simbólica en torno a lo que el Intendente propone.

 

Bibliografía:

 

BCN. Ley 19.175 Orgánica Constitucional sobre Gobierno y Administración Regional (1993).

BCN. Ley 20757 Modifica Ley 19.175 Orgánica Constitucional sobre Gobierno y Administración Regional. (2014). 

 

44

 

EDITOR RESPONSABLE: Catalina Riquelme T.,  Cientista Político

 

[1] Las incompatibilidades para ser Consejero Regional, pueden ser revisadas en la ley 19.175 actualizada  al año 2014.